lunes, 29 de julio de 2013

martes, 16 de julio de 2013

domingo, 14 de julio de 2013

IMM.

Lo único que tengo claro ahora mismo es que todos dependemos del tiempo y del destino, así que quizás debería agradecerle a ambos que tú y yo hubiésemos coincidido en esta vida. ¿Y sabes qué? Puede que seamos las personas del mundo que más se pelean (aunque sean tonterías), puede que no siempre nos hablemos bien mutuamente, nos vacilemos e insultamos, que tengamos nuestros más y nuestros menos, pero como bien tú me dijiste un día que lo hablabas que ya no hay nadie en quien se pueda confiar y cada vez que a mí  me piden nombres de personas en las que sí puedes hacerlo, tu nombre aparece mencionado en esa lista. La vida me ha enseñado que las cosas no deben valorarse por el tiempo que duran si no por la huella que dejan en nosotros, todas esas cosas que quedan adquiridas por y para nosotros, todas las virtudes y millones de defectos; todo. Y bueno, volviendo al tema...Que nos peleemos no quiere decir que no te quiera, porque bien sabes que te quiero e intento demostrártelo siempre.  Por muchas cosas que nos echemos en cara yo sé que siempre voy a poder contigo. Yo para ti, seré ese hombro donde llorar, esa persona que te levante cada vez que caigas porque al final para eso están los amigos.
Lo único que me falta ahora es agradecerte toda la paciencia que estás teniendo conmigo en estos cuatro meses, las veces que me haces sonreír y reír con todas esas tonterías que te pasan día a día, los saludos, y sobre todo tu forma de alegrarme la vida (acabaré exigiéndote que me alegres siempre). Gracias por  ser una pieza vital. Todo dicho, ya lo sabes.










TE QUIERO, HERMANO.

Tú siempre serás una de mis debilidades. (5710)

¿No habéis conocido nunca a una persona que se ha hecho demasiado importante? Alguien que sabes que siempre, y digo siempre, pase el tiempo que pase será una debilidad para ti. Si esa persona te dice "ven" tú vas, alguien con quien puede pasar demasiado tiempo sin hablar, sin veros, sin escucharos o sentiros y cada vez que le tienes delante es como esa sensación de estar por casa. Y yo solo digo, que eres un terremoto que cada vez que decides volver a mi vida pones mi mundo patas arriba y cuando te vas lo dejas todo tal que así, y joder qué guarrada sin ti...

miércoles, 10 de julio de 2013

Mejor no te vayas.

Y prométeme que no te volverás a ir de mi lado porque cada vez que lo haces me dejas aquí, buscando algún motivo que me convenza para olvidarte de una vez. Pero, ¿es que no ves que no puedo? Y yo qué sé que es eso que tienes que me aferra a ti, pero es que tampoco necesito saberlo; solo saber que seguirás aquí siempre, por mí, por ti, por nosotros.