viernes, 29 de noviembre de 2013

Te quiero, hijo de puta.

Enamorada de tus caras largas cuando no todo va bien, las sonrisas que se escapan entre nuestros besos, experta en reconocer tu olor entre un millón, echarte de menos a 21centímetros de mí, fan incondicional de esas palabras que solo tú dices y que solo ellas me calman. Afortunada por tenerte y de entre millones de personas ser la única. Que nos inventen ya mismo una palabra nueva para medir el volumen de nuestro amor o vamos a acabar por joder los índices de felicidad por nuestra propia cuenta.
Espero que no dejes de comerme nunca la boca y que sigas siendo tú con esas ganas... ¡TE QUIERO! (Siempre lo haré.)
(...) Por muy hija de puta que sea contigo sé que si te pierdo me muero. Te quiero como nunca antes he querido a nadie.

Terremoto de escala 21.

Eres un terremoto y nuestro amor es el epicentro. ¿Cómo asumir que eres la persona más importante de mi vida y que no quiero que dejes de serlo jamás?

martes, 8 de octubre de 2013

La miga del asunto.

¿Cómo hago para que todo se me escape entre las manos? ¿Cuál es el error que siempre cometo y me hace acabar en el punto de partida? ¿Por qué a veces no eres capaz de tragar tu orgullo por el amor de tu vida? ¿Qué pesa más, lo positivo o lo negativo? ¿Cuánto estás dispuesto a perder? ¿Imperfectamenteperfecto? ¿Por qué existe ese punto de inflexión que acaba destrozándonos completamente? Me quedo con lo positivo, desde luego. Tenemos nuevo récord: un mes y veintidós días.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Y brindar por el millón de recuerdos que me has dado.




(...) Y porque esto no tenga fin nunca. 
"Siempre es siempre"

Be the change.

Cambiar un "adiós" por "esta noche quédate conmigo"; cambiar un "ya no te necesito" por "no me faltes nunca". 
Estar a tu lado hasta que ya no exista el tiempo, que se destruya el mundo pero que tú y yo -nosotros- estemos juntos, que un tormentón nos caiga encima y me jures por tu vida que me quieres y después, que me calles la boca los días que más insoportable esté. Abrázame tan fuerte que me venga la sensación de que me falta el aire, tanto tanto que me hagas olvidar lo malo. Fabricar millones de recuerdos y que cuando te vayas a dormir yo aparezca en todos ellos. Y, no quiero que me falte la vida porque eso significará que me faltas tú...
Nos querremos un ocho tumbado, tanto que hayamos hecho récord.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Drug

A día de hoy sé que eres algo que no puedo dejar pasar, como si fuese un drogadicto con su droga. Y para ser más cierta, yo no renunciaría a ti por nada del mundo.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

lunes, 2 de septiembre de 2013

Todos, pero a su manera.

“Unos fuman, otros beben, otros se drogan y otros se enamoran... Cada quién se mata a su manera.”

martes, 27 de agosto de 2013

¿Costumbre o necesidad?

Llevo dos días y muchas horas sin verte y ya te echo de menos. Será porque necesito un chute de tu risa contagiosa o necesito una dosis de tu voz, pero es que no aguanto un día más sin ti. Parece que lleve sin verte tres siglos y la verdad es que el tiempo se me hace eterno si no estoy contigo. Eres necesidad pura y primaria. "Yo sin ti no". Si tú te tiras, yo me tiro; si tú te quemas, yo ardo. Si te tengo a ti lo tengo todo, no puedo pedir nada mejor.
Te necesito casi más que al oxígeno y será por ese "quéséyoquetienes", ese "algo", tus palabras inventadas o los sustos que acostumbras a darme por el pasillo. Que aquí lo único que tengo claro es que si no es contigo, no es con nadie.

sábado, 24 de agosto de 2013

8 horas contigo.

Mensajes a las 8 a.m. Despertarse una hora antes de que vengas para prepararme. Comerte a besos en la puerta de mi cada recibiéndote en pijama. Dormir por una hora y despertarme, girarme y verte dormido. Comerte a besos de nuevo. Tortillas improvisadas. Comernos hasta lo verde de la sandía. Pasar 8 horas a tu lado y seguir queriendo más, colgada de ti.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Once veces veintiuno.

Once veintiunos, trescientos treinta y cuatro días y sus respectivas noches, al menos un millón de besos y otro de caricias. ¿Cómo hacerte entender que no se puede pedir nada mejor? Se trata de ti y de que consigas arrastrarme el tiempo en las costillas, de que nos conozcamos tan bien que sepamos leer nuestras sonrisas, de esa sensación tan maravillosa de que haya alguien que te diga "ven". Eres la persona que consigue hacerme temblar sin ni siquiera tocarme. Te quiero y sé que me quieres, acerca de eso no tengo dudas, a tu lado tengo las cosas muy claras, siempre me haces sonreír por cualquier mínima tonterías. Tú y yo tenemos nuestras propias tonterías, esas cosas que solo nosotros entendemos, que nos hacen diferentes, que hacen de esta la mejor historia. Hace cinco meses me escribiste que me ibas a demostrar que los "para siempre" también existen y desde ese día no has dejado de hacérmelo ver. Tú jamás te cansas de demostrarme que esto es real, que hay un sentimiento tan fuerte que nos une que debemos seguir unidos y jamás he querido a nadie como a ti, jamás. Y estos once, para todos esos que no apostaban nada por nosotros... TE AMO, GONZALO. -21092012- 
Es innegable decirte que eres el amor de mi vida, no dejo de tenerlo claro.
Tú y yo, todos los días de nuestras vidas.


sábado, 17 de agosto de 2013

Los días del resto de mi vida.

Para definir nuestra relación jamás ha habido palabras, hemos pasado de destrozarnos por completo a comernos a besos, de querer matarnos a querernos más que nadie y es que aunque haya baches, agujeros negros o esté cayéndonos una bomba aquí mismo voy a seguir igual de loca por ti. Ya te dije un día que no te vas a librar de mí en toda tu vida. Eres tú, el don "cómosepuedequerertantoaalguien". Y la verdad es que no puedo estar más loca por alguien como lo yo estoy yo por ti. Vivo aficionada a los besos en cada esquina de la ciudad, miradas que dicen todo, acostumbrada a que la gente nos mire pensando que somos unos tontos enamorados. Estoy segura de que si no te hubiese conocido no tendría este manojo de nervios en el estómago -donde no siento mariposas, si no la fauna al completo- cada vez que sé que vas a aparecer al doblar la esquina, si no te hubiese conocido no me hubiese enamorado de tus gestos, de las mil formas de conseguir que te muestre mi catálogo de carcajadas, de esas veces que consigues hacer de mi infierno el cielo, de ese método para llenar de arco iris mis días grises, y es que al fin y al cabo todo me suena a ti.
¿Dónde tengo que firmar para pasar el resto de vida que me queda contigo? Te quiero lo inimaginable.

viernes, 16 de agosto de 2013

16: 730 días que han tenido muchas horas. Tantas horas han dado para mucho, suficiente para que siga pensando que eres una persona que merece la pena demasiado, suficiente para darme cuenta de que sí, te sigo echando de menos y que eres una debilidad. 
Hoy hace dos años desde la primera vez que nos vimos, desde entonces han cambiado las cosas, has sido los 541 km que he idealizado una y otra vez en mi mente durante millones de segundos y al final, me costaba aceptar que si tanto te quería tenía que dejarte ir y aunque dolió tu herida acabó cerrando.  Desde hace un mes he pensado qué iba a escribirte, no tenía ni idea de qué decirte y me he bloqueado por completo... 
Te voy a querer aunque estés tan lejos de mí que no pueda tocarte, pero los sentimientos no cambian o no tanto... Para mí siempre estarás aquí. Jamás me han faltado las ganas para ir a Barcelona a verte -eres mi rincón favorito-, de hecho te prometo que muy pronto nos reencontraremos.
"Aunque no lo puedas decir, me quieres a veces." 
Gracias por quererme a tu manera y por el aprecio que nos tenemos, por todas las risas que me has sacado últimamente... Eres tan impredecible que jamás podré leer lo que se te pasa por esa cabecita. Seguro que si me preguntasen que por qué te quiero no sabría qué responder, pero es que es algo que me llena y quererte es algo que sin querer te quiero, es complejo de explicar pero solo tú y yo sabemos... 
16 de agosto de 2011; esa es la historia, nuestra historia.
Te quise, te quiero y te querré, Marc.
- 730 días son muchas horas para echarte de menos.-


jueves, 15 de agosto de 2013

miércoles, 14 de agosto de 2013

Ya es hora de querernos sin excusas.

Ya es hora de querernos sin excusas. Se acabaron las faltas de confianza, el no avanzar por llevar los daños del pasado con nosotros, todas esas malas experiencias, nuestros errores y fallos; se acabó. Nos merecemos querernos y ser queridos, que nada ni nadie se interponga entre nosotros. Ya está bien, nos lo merecemos. Hemos pasado por cosas similares, ya está, ya fue. Vamos a querernos más que nadie y esta vez las dudas se cambian por deudas; deudas con tu espalda y el roce de mis dedos acariciando tu tersa piel. Empecemos a vivir el día de hoy sin fijarnos ni en el ayer ni el mañana, porque si hemos llegado juntos hasta aquí eso es cosa del destino.

martes, 13 de agosto de 2013

Viviendo el presente sin fijarse en el pasado; eso es vivir.

Hace un año que nuestros caminos se separaron y empezamos a vernos cada vez más pequeñitos y vernos a lo lejos, dejamos de necesitarnos y acabamos nuestra historia y como yo siempre he pensado si algo termina es porque algo mejor aun está por llegarnos, porque quizás no tenemos a nuestro lado lo que de verdad cada uno merece y no hay nada mejor que poner tierra y dejar al tiempo que cumpla con su oficio: curarlo todo. 
A día de hoy -quizás te suene a novedad- no te necesito nada de nada, eras una costumbre y no una necesidad, vivo feliz sin saber quien pasa por tu cama desde hace mucho tiempo (casi casi incalculable) Y la verdad es que me da igual, porque yo solamente pedía una persona distinta de ti que me valorase una pizca más que tú y ¿sabes? La acabé encontrando, aunque igualmente no vengo a hablarte de eso. Quería explicarte (y dedicarte aunque no es que te lo merezcas porque no me gusta darte importancia) que llevo viviendo 327 días con una sonrisa de oreja a oreja por tener en frente mío dos ojos verdes que me inquietan, esa persona que acostumbra a hacerme de rabiar y volver mi vida un caos. Con el tiempo me enamoré  plenamente de alguien tan igual y a la vez tan distinto de mí, pero por primera vez he conseguido sentirme viva con una persona y es una sensación extraña casi desconocida para mí hasta ahora. No sé pero creo que he madurado, que después de un año he tenido tiempo para reflexionar y pensar que ya no siento ni asco, ni te deseo lo peor; solamente espero que tú sigas tu camino mientras yo sigo trazando  el mío.

lunes, 29 de julio de 2013

martes, 16 de julio de 2013

domingo, 14 de julio de 2013

IMM.

Lo único que tengo claro ahora mismo es que todos dependemos del tiempo y del destino, así que quizás debería agradecerle a ambos que tú y yo hubiésemos coincidido en esta vida. ¿Y sabes qué? Puede que seamos las personas del mundo que más se pelean (aunque sean tonterías), puede que no siempre nos hablemos bien mutuamente, nos vacilemos e insultamos, que tengamos nuestros más y nuestros menos, pero como bien tú me dijiste un día que lo hablabas que ya no hay nadie en quien se pueda confiar y cada vez que a mí  me piden nombres de personas en las que sí puedes hacerlo, tu nombre aparece mencionado en esa lista. La vida me ha enseñado que las cosas no deben valorarse por el tiempo que duran si no por la huella que dejan en nosotros, todas esas cosas que quedan adquiridas por y para nosotros, todas las virtudes y millones de defectos; todo. Y bueno, volviendo al tema...Que nos peleemos no quiere decir que no te quiera, porque bien sabes que te quiero e intento demostrártelo siempre.  Por muchas cosas que nos echemos en cara yo sé que siempre voy a poder contigo. Yo para ti, seré ese hombro donde llorar, esa persona que te levante cada vez que caigas porque al final para eso están los amigos.
Lo único que me falta ahora es agradecerte toda la paciencia que estás teniendo conmigo en estos cuatro meses, las veces que me haces sonreír y reír con todas esas tonterías que te pasan día a día, los saludos, y sobre todo tu forma de alegrarme la vida (acabaré exigiéndote que me alegres siempre). Gracias por  ser una pieza vital. Todo dicho, ya lo sabes.










TE QUIERO, HERMANO.

Tú siempre serás una de mis debilidades. (5710)

¿No habéis conocido nunca a una persona que se ha hecho demasiado importante? Alguien que sabes que siempre, y digo siempre, pase el tiempo que pase será una debilidad para ti. Si esa persona te dice "ven" tú vas, alguien con quien puede pasar demasiado tiempo sin hablar, sin veros, sin escucharos o sentiros y cada vez que le tienes delante es como esa sensación de estar por casa. Y yo solo digo, que eres un terremoto que cada vez que decides volver a mi vida pones mi mundo patas arriba y cuando te vas lo dejas todo tal que así, y joder qué guarrada sin ti...

miércoles, 10 de julio de 2013

Mejor no te vayas.

Y prométeme que no te volverás a ir de mi lado porque cada vez que lo haces me dejas aquí, buscando algún motivo que me convenza para olvidarte de una vez. Pero, ¿es que no ves que no puedo? Y yo qué sé que es eso que tienes que me aferra a ti, pero es que tampoco necesito saberlo; solo saber que seguirás aquí siempre, por mí, por ti, por nosotros.

domingo, 2 de junio de 2013

No puedo quererte más.

Qué maravillosa sensación aquella la de recordar el significado de pasear de la mano por todas esas cruzadas calles de la ciudad, el sentir el cielo a nuestros pies y el corazón en un puño, sentir como se clavan mil ojos a nuestras espaldas cada vez que nos besábamos en una esquina del callejero. Lo gratificante que resulta tener el recuerdo del sabor de tus besos, o el querer tenerlos a medio camino de mi boca (nunca se sabe), por echar de menos hasta echo de menos el miedo a soltarte de la mano y a perderte, pero es que cuando lo rememoro, una voz dulce dice: no puedo quererte más, es imposible, improbable.

domingo, 12 de mayo de 2013

233 días.

Yo te doy mi sí, para siempre. Porque siempre es un sí que no acaba nunca.
233 a tu lado.

sábado, 11 de mayo de 2013

Querida Magia, te pido que vuelvas.

Aquí me tienes de nuevo escribiéndote, no sé que ha pasado. Me he perdido en el marco temporal de hace 16 horas, no sé dar una a derechas y veo que esto ha fallado por el simple motivo de que estoy aquí en la cama escribiéndote y cuando miro a mi lado faltas. 
Quería demostrarte que esto era la mejor historia pero no una de cuento, no. Una mejor, la más increíble jamás contada. Yo nunca había estado tan segura de nada hasta que te conocí, hasta que dejé de tener miedo de salir a la calle y poder estar contigo como fuese. Estuve dispuesta a todo, todo, todo, y siempre hasta que te conocí, hasta que llegaste a mi vida dispuesto a cambiarme y aquí me encuentro repleta y completamente llena de cicatrices que solo hablan de ti, no has dejado ni un solo resquicio de mi cuerpo. A mí no me hacia falta nada material porque te tenia a ti, y con eso me bastaba, tenía una cadena de besos que era inagotable, una fuente renovable de besos a cada hora, tenía tus palabras cada noche para poder dormir sin preocupaciones pero es que sobretodo, te tenía a ti. Y ahora que estoy  aquí en la otra punta de nuestro mundo, respirando oxígeno por mi misma, tengo la necesidad de volver a compartirlo contigo, de volver a cosernos y respirar juntos. Le ruego y pido a la magia que vuelva a nosotros con urgencia, porque aunque sepa que jamás se ha ido, todo esto está siendo demasiado jodido.